Todo sobre "febrero, 2011"

Carnaval, Carnaval…de Tolosa

Agenda de Eventos feb 28, 2011 No Comments

Cartel Tolosako Ihauteriak 2011, Hotel Jaizkibel

¡Ya está a punto de llegar Don Carnal!

Y con él la diversión y lo políticamente incorrecto debido al anonimato que nos proporcionan la máscaras y que han llegado incluso a ser objetos de estudio desde teorías psicológicas. Pero en Carnaval no es momento de ponerse serio, para ello ya habrá tiempo en este largo primer trimestre que nos ha tocado.

Y es que los Carnavales son momentos de diversión, no en vano sus orígenes se atribuyen a las fiestas que se organizaban en torno al dios Baco entre otros. Pero cuando tuvieron una importancia capital fue durante la Edad Media, puesto que los días de Carnaval suponían una relajación en las estrictas normas que imperaban en la sociedad feudal. Juegos y banquetes rompían la austeridad de las normas asfixiante, apegados a la gran tradición que suponían.

Hoy en día los Carnavales han dejado de ser herencia de los pueblos con tradición cristiana para ser una tradición conocida a nivel mundial y representan una afluencia turística en aquellos lugares que lo han convertido seña de identidad: Río de Janeiro, Canarias, Notting Hill y por supuesto Tolosa. El carnaval de Tolosa representa una vorágine de color diferente a las demás, en las que las mujeres emplumadas dejan paso a las Charangas y carrozas con disfraces. Estas fiestas comienzan todos los años con el chupinazo del jueves gordo y se extienden hasta el miércoles de ceniza.

Si ha habido una razón por la que los Carnavales de Tolosa son considerados tan importantes es debido a su capacidad de adaptación que les permitió librarse de la censura del franquismo en los que estos, los Carnavales, fueron prohibidos por lo que se convirtieron en fiestas de primavera. Pero si hay otro rasgo que les hace importantes y que ha sido mencionado ya es su propia idiosincrasia. Porque cualquier persona que se imagine los Carnavales le viene en seguida la imagen de los sensuales bailes de la samba brasileños o de la elección de la reina canaria, pero los tolosarras han marcado el carácter de la tierra y eso se percibe en cada acto de los preparados para esta festividad.

El ayuntamiento de Tolosa ha ido enarbolando la bandera de los Carnavales como seña de identidad y la fiesta supone un acontecimiento que atrae más allá de los pueblos de alrededor y son vividos por los habitantes de Tolosa tanta importancia, o más, que las fiestas patronales de San Juan, y las calles se engalana para dar paso a la gran cantidad de carrozas organizadas por las charangas.

Por ello nada mejor que regalarse una relax, en un comienzo de año que no cuenta con festivos hasta abril. Un pequeño paseo hasta el interior de Gipuzkoa para conocer de primera mano una tradición mundial y, tan a la vez, nuestras, nos hará olvidar, entre máscaras y disfraces, de las tensiones del día a día. Una escapada que va más allá de lo físico, sino que nos permite convertirnos en otro,  transformarnos en lo que queremos ser o hemos deseado ser desde niños y la tozuda realidad ha eliminado de nuestra imaginación.

Acerquémonos a Tolosa y disfrutemos de los Carnavales. Una escapada ideal.

Descárgate clickando aquí el Programa de los carnavales de Tolosa.

La historia de Hondarribia en el Museo Oiasso

Hondarribia y Alrededores, Visitas y Excursiones feb 23, 2011 No Comments

Hace poco dábamos varias razones para visitar Hondarribia, y una de ellas consistía en la posibilidad de descubrir un patrimonio histórico y cultural único y muy rico. La propia ubicación de la localidad, entre dos naciones que han desarrollado sus imperios envueltos en guerras y trifulcas, la situaba como un enclave potencial para ser testigo de momentos importantes de la historia, pero no nos quedemos en los países modernos, sino que vayamos más allá. Incluso antes de que empezara la historia, cuando la escritura ni se esperaba, es decir, a la prehistoria. Y es que Hondarribia ha estado poblada antes de ser Hondarribia, antes de que los primeros seres humanos se vieran como tal.

Pero si hay un momento clave en vestigios fiables y ricos ha sido la época romana, en la que la bahía que recoge la desembocadura del río Bidasoa acogió un prospero puerto del imperio romano. Puerto que tenía una gran actividad y cuyos rastros hoy pueden seguirse en diversos yacimientos como las minas de Arditurri en la cercana Oiartzun.  Todas estas historias han comenzado a recogerse en el Museo Oiasso, para dar cuenta a tantos siglos de olvido inmerecido. Y es que la labor del museo es esencial, porque la historia no recogida es inexistente, sobre todo en esta época en la que lo que no existe no se ve. Y es que existen ciudades que han sabido aprovechar su influencia romana al máximo, así como Merida es un ciudad abierta al imperio romano y Tarragona ha sabido consagrarse como ciudad museo es el momento en el que reconozcamos lo nuestro, lo que tenemos aquí.

Museo Oiasso, Irun (Gipuzkoa)

Una herencia desconocida que floreció hace poco al descubrirse una ciudad romana que, según afirma la página oficial del museo, tenía una superficie de entre 12 y 15 hectáreas.  El puerto, por el que se transportaban los metales y minerales obtenidos de la mencionada mina de Arditurri, la cual merece también una visita, eran suficientes para que en esta ciudad se diera una agitada vida de comercio. Pero, como se ha dicho, todos estos descubrimientos son recientes, datando los primeros a la década de los sesenta mientras se realizada una prospección en el cabo de Higuer en Hondarribia, y en los ochenta se dio a conocer la existencia de las minas de Arditurri. Pero es el 1992 cuando se descubrió  el puerto, lo cual confirmó la necesidad de disponer de un museo que narrara esta historia desaparecida.

Pero la historia va más allá, hasta el siglo VII, periodo de los godos, tan odiados por aquellos sufridos alumnos que tuvieron que memorizárselos, donde las primeras fortificaciones aparecieron en la villa. O podemos avanzar hasta el año 1203 en el que la villa consigue serlo por orden de Alfonso VII. O podemos recordar como las murallas del rey Wamba fueron derruidas y tuvieron que reconstruirse por orden de los reyes católicos en las que los famosos baluartes aparecieron.

Por eso no es un error afirmar que Hondarribia es un lugar marcado por la historia, testigo del crecimiento y destrucción, de guerras y tratados, disfrutando de las épocas gloriosas de la historia y defendiéndose en los momentos convulsos en los que pocas bromas podían hacerse. Junto a la vecina Hendaya han demostrado que estar en la frontera es un valor seguro para que el visitante moderno pueda disfrutar y sumergirse en los secretos del pasado.

Lo de hoy ha sido un paseo rápido, rápido e incompleto pues los acontecimientos importantes son muchos más, pero ya tendremos tiempo otros días para ir metiéndonos en cada momento y analizarlos con detalle, para que así, el viajero que decida quedarse con nosotros unos días pueda saber el valor de cada piedra que pisa porque antes que él, grandes e ilustres personajes históricos las pisaron.

Hondarribia y su mar, Hotel Jaizkibel

 

El rey del pop no ha muerto!!

Agenda de Eventos feb 21, 2011 No Comments

Michael Jackson en el Kursaal

En Junio, se cumplirán  2 años de su fallecimiento, y ya hay un “espectáculo-homenaje” recorriendo el mundo.

“Forever king of Pop”, no es un musical, no tiene guión establecido, es simplemente un homenaje a la trayectoria de Michael Jackson.

40 artistas, llenan el escenario durante 2 horas y media, recordando los temas más conocidos del rey del pop. Se mezclan efectos especiales, baile, pirotecnia….mientras suenan canciones como “Billie Jean”, “Thriller” o “Bad” entre otras muchas.

Destacan, 2 artistas, que dan vida a Michael Jackson. Fran Jackson para los temas más bailables… y Mampuele para la parte vocal. Los 2 son “imitadores” del gran Jackson e intentan que  por un momento, el público olvide que ya no está….

Si eres un fan de Michael, no te lo puedes perder!!!  Del 25 al 27 de Febrero en el Kursaal donostiarra.

Forever King of Pop

 

Ven a Hondarribia: acercarse es un acierto

Hondarribia y Alrededores feb 18, 2011 No Comments

Ven a Hondarribia, Hotel Jaizkibel

Un pueblo que quiere acoger a sus visitantes debe saber qué ofrecerles, debe tener como bandera las virtudes que hace que las personas quieran acercarse y quedarse a disfrutar de su ¿gastronomía? ¿Vistas? ¿Historia? ¿Alrededores? ¿Fiestas? Cada pueblo tiene algo que destaca, algo que atrae, que debe ser visto por aquellas personas que decidan hacer una escapada.

En el caso de Hondarribia la dificultad radica en qué priorizar, ya que su enclave, situado en plena frontera, sus entornos con montes y playa, su rica y variada gastronomía y su bagaje histórico, con leyendas incluidas, así como sus fiestas, alegres y diferentes, convierten en un atractivo cada rincón. Hondarribia está en la frontera recibiendo influencias de cada lado, tradiciones diversas que confluyen en un destino especial para el viajero que quiera conocer todo lo que Gipuzkoa puede darle en un solo pueblo.

Venir a Hondarribia es contemplar la historia que queda marcada en cada piedra de la amurallada parte vieja que desafía a otros tiempos desde sus baluartes; unas historia contada en mil papeles pero que se revive caminando por el empedrado hasta llegar a lo alto de la parte vieja y poder asomarse a la inmensidad del cantábrico. Pero también es gozar de los balcones de la marina, engalanados por sus vecinos que desean que las calles vistan alegría.; una alegría que revive todos los fines de semana en la zona de bares que se convierten en punto de encuentro para todos los habitantes de Hondarribia. Cómo olvidar la desembocadura del Bidasoa y la vecina Hendaya, que ha sido junto a Hondarribia cómplice de la historia que las unió y separó en muchos momentos, un paseo que nos ofrece una mirada a la forma en la que la ciudad vive pegada al mar y las antiguas artes pesqueras.

Hondarribia, pueblecito pesquero con encanto, Hotel Jaizkibel

Pero entre tantas cosas para ver siempre hay espacio para relajarse, y Hondarribia nos regala una playa tranquila, en la que poder disfrutar en la placidez segura con toda la familia, o desafiar a los amigos hasta el gabarrón nadando. Y quien prefiera el monte sólo ha de descubrir la multitud de rutas que puede encerrar una localidad que vive en las faldas de una montaña. Como ejemplo, sólo hay que mirar la página www.hondarribia.com desde la cual podremos elegir cómodamente desde casa por dónde deseamos perdernos para partir y regresar a Hondarribia antes de recibir un merecido descanso. Subir hasta Guadalupe, alcanzar las faldas de Jaizkibel, recorrer la costa, llegar hasta la zona del golf de Irun….  Cada uno elegirá la ruta que más se acerque a sus ganas y fuerzas, pero lo que nunca faltarán serán las posibilidades de elegir…. o de repetir.

Todo ello se debe a que Hondarribia se encuentra enclavada en la bahía de Txingudi, desembocadura del río Bidasoa y frontera natural con Francia, con una herencia cultural y biológica rica que ha sabido preservarse y que se presenta al viajero como ejemplo de convivencia entre personas y naturaleza. Por ello, el turista que se busque una escapada sentirá que no ha podido elegir un lugar mejor para disfrutar de unos días libres.

Un lugar que quien ha estado recomienda, porque está cerca de todo y de todos, pero a la vez permite alejarse de todo con la tranquilidad que proporcionan su bahía abierta al mar y sus murallas que sirvieron de refugio y que lo siguen siendo para quien se acerca a ella. Por eso Hondarribia es el lugar para escaparse, sólo, con la familia, con amigos, una escapada romántica, cómo se quiera. Las puertas de la muralla están abiertas para que todo el mundo pueda entrar.

Hondarribia, un pueblo acogedor con la gente, Hotel Jaizkibel