Remelluri Blanco 2007, un vino especial para la Noche de Reyes

Restaurante Jaizkibel ene 03, 2011 0 Comentarios

Un otoño y un invierno suaves, secos, sin heladas; una primavera lluviosa y un verano anormalmente frío han tenido consecuencias sobre el cultivo durante este año de la uva. El brote de mildiu, controlado y la lenta fecundación de la flor explican lo que ha pasado en las vides durante un extraño ciclo de la uva. No ha hecho calor y las temperaturas han sido bajas con lo que la uva ha madurado más lentamente y ha necesitado más tiempo que en la pasada cosecha 2.006

La vendimia se desarrolló los días 8 y 9 de Octubre de 2.007 para las variedades Viognier, Moscatel, Garnacha Blanca, Chardonnay y Sauvignon y el día 8 de Noviembre de 2.007 para Roussanne y Marsanne. El Petit Courbut se vendimió el 15 de Noviembre. Un rendimiento de 3.070 Kg./Ha.

Los diferentes vinos han envejecido por separado durante 15-16 meses y tras un periodo de unos meses de reposo y ensamblaje de todos ellos, se realizó el embotellado el 24 de Marzo de 2009.

Dátos Técnicos:

  • Grado alcohólico : 13,65 %
  • pH : 3,10
  • Acidez total: 7,2 g/l.
  • Acidez volátil: 0,33 g/l.
  • Acido Málico: 1,8 g/l

Cata:

Color pajizo con irisaciones dorado- verdosas. Brillante y de abundante lágrima.

Nariz franca muy compleja, presenta una completa amalgama de tonos florales y frutales.

Los florales dominantes recuerdan a la madreselva, la flor del brezo, sobre un atractivo fondo de hierbas aromáticas. Todos ellos en perfecto equilibrio con los aromas frutales de lichi, pera blanca, y manzana verde fresca. Aroma no demasiado intenso pero sí original, complejo y de difícil descripción a hidrocarburos, notas saladas y minerales.

Al subir de temperatura destacan aromas tostados de una fina y delicada madera que se integran perfectamente, ganando en intensidad, dulzor y densidad.

En boca se presenta suave, untuoso y expresivo. Posee una marcada acidez que aporta notable sensación de frescor al conjunto. En su desarrollo al paladar se vuelven a percibir las sensaciones anteriormente descritas para la nariz. Final prolongado y muy agradable.

Este es un vino con aromas deliciosos y varietales, que necesita tiempo en botella para redondearlos e integrarlos con la madera fina de calidad en la que se ha elaborado. Lo mismo que su boca, que es intensa, fresca y armada con una buena acidez. Promete mayor
amplitud y densidad ya que es un vio que alcanza sus mejores cualidades en estado de reducción.

Remelluri Blanco 2007, Hotel Jaizkibel de Hondarribia

Para más información: http://www.remelluri.com

Sin Respuestas to “Remelluri Blanco 2007, un vino especial para la Noche de Reyes”

Deja tu comentario